Belén Lobo danzará con los ángeles

La danza venezolana de luto por la partida de Belén Lobo

Belén Lobo en una foto reciente Belén Lobo en una foto reciente Eloy Anzola

La también esposa del intelectual Rodolfo Izaguirre y madre del escritor y periodista Boris Izaguirre, falleció en Caracas la noche del domingo

Contrapunto.- La bailarina y docente venezolana, Belén Lobo, esposa del escritor y crítico de cine Rodolfo Izaguirre, ha muerto tras una penosa enfermedad.

Belén Lobo fue una destacada mujer de la cultura venezolana en tiempos de libertad y progreso, quien durante sus más de 10 años al frente de la coordinación de danza del extinto Conac, luchó por la descentralización de la danza en nuestro país.

En 1987 ganó el Premio Conac de la Danza por sus aportes como bailarina, maestra y por los esfuerzos realizados por la profesionalización e institucionalización de la danza contemporánea en el país.

Entre los múltiples logros de Lobo destacan el haber cofundado, junto con María Cristina Anzola, Vicente Nebrada y Elías Pérez Borja, el Instituto Superior de Danza (ISD), en 1982.

Como una derivación del Ballet Internacional de Caracas, se creó el ISD intentando impulsar la danza venezolana por los caminos andados por las grandes escuelas europeas y norteamericanas.

Desde su linóleo, el ISD lideró el gran movimiento de transformación dancística y sobre su importancia, Carlos Paolillo, el último director del ISD en 1997, dijo que “este centro de formación propuso la educación de un bailarín capaz de desempeñarse con igual dominio y actuación en todas las áreas de la danza escénica”.

belen.jpg

Belén Lobo participó en la cuidada edición del libro sobre su amigo, Nebreda/Nebrada de 1996, coedicion entre el Conac y la Fundación Cultural Chacao, con primoroso diseño de John Lange y fotos de Ricardo Armas, Nelson Garrido, Miguel Gracia y otros refinados artistas del lente. Belén Lobo y su entrañable amigo Isaac Chocrón, escribieron los textos del volumen.

Jose Antonio Blasco, crítico de danza y con una larga trayectoria en el Conac y la Alcaldía de Chacao ha dicho sobre Belén Lobo que “lo más lindo de ella es que nunca dejo de ser una bailarina. Su visión de vida fue siempre la de una bailarina, a pesar de ya no poder bailar y dedicarse a ser gestora cultural, docente y escritora…Una vez vimos a unos bailarines de breakdance y Belén me dijo que le hubiera gustado tener 20 años para poder probar ese estilo de baile cercano al hip hop. Eso es la visión de una eterna bailarina.”

Le sobreviven, además de su esposo, sus hijos Boris Izaguirre, escritor y muy conocido presentador de televisión que vive en España; Valentina, diseñadora de vestuario para comerciales, radicada en Los Angeles; y Rhazil, productor artístico y teatral ampliamente conocido en Venezuela.

Fuente www.contrapunto.com

 

 

Deja un comentario