Luis Alberto Abreu – Actor – Locutor – Director de Teatro

Tenemos el dolor de comunicar el sensible fallecimiento de nuestro querido

Luis Alberto Abreu

Su esposa Ingrid Parejo de Abreu, sus hijos Maximilllian, Luis Geronimo y Claudia; sus nietos Noah, Andrés Gabriel y Salvador; sus hermanos María Margarita y Pedro Elías: su hermana política Consuelo Ascanio, demás familiares y amigos invitan al acto velatorio y cremación que se efectuará hoy lunes 23 a partir de las 12 M en el Cementerio del Este, la Guairita

PAZ A SU ALMA

23 de Marzo de 2015

Mundo artístico lamenta el fallecimiento de Luis Abreu

Luis Abreu junto a su hijo Luis Gerónimo |Archivo /El Nacional

Luis Abreu junto a su hijo Luis Gerónimo |Archivo /El Nacional

Javier Vidal, Gledys Ibarra, Héctor Manrique, Guillermo Dávila, Mimí Lazo y Laureno Márquez son algunas de las personalidades expresaron su tristeza por la partida del primer actor

Según se dio a conocer hoy,  falleció el primer actor venezolano Luis Abreu.

Artistas, humoristas, periodistas y personalidades del mundo del espectáculo lamentaron la partida del primer actor y padre de Luis Gerónimo Abreu.

Falleció este domingo el primer actor Luis Abreu

El padre del también actor Luis Gerónimo Abreu murió como consecuencia de un infarto.

imageRotate
El mundo de la cultura venezolana lamenta su partida (Archivo)
EL UNIVERSAL
domingo 22 de marzo de 2015  11:15 AM
El actor, locutor y director de teatro venezolano Luis Abreu, quien actuara en telenovelas como Lucecita, Una muchacha llamada Milagros, La Zulianita, Rebeca, El pecado de una madre, Mariana de la noche y El país de las mujeres, entre muchísimas otras, y padre del también actor Luis Gerónimo Abreu, falleció a los 67 años, tras sufrir un infarto.

La noticia la dio a conocer el actor y dramaturgo venezolano Javier Vidal a través de la red social Twitter. “Un gran actor. Un gran artista. Luis Abreu en su último mutis por el foro. Tristeza y pesar”, apuntó.

Aunque estuvo distanciado del medio artístico -tiempo que él aprovechó para ofrecer talleres de actuación y entrenar a las nuevas generaciones-, se negaba a hablar de retiro. “En realidad, un actor nunca habla de retiro y no creo que eso vaya a estar dentro de mi lenguaje”, dijo en una entrevista publicada en El Universal en 2013.

Y razón tenía. En 2007 le ofrecieron participar en el rodaje de la película Miranda regresa, en la que interpretó el personaje de Salim. Y en 2011 el ensayista, columnista, escritor y dramaturgo venezolano Ibsen Martínez le propone regresar seriamente a la actuación. O mejor: a las tablas. Así que junto al Grupo Actoral 80 protagoniza primero la obra Petroleros suicidas, escrita por el propio Ibsen Martínez, con la cual se gana los elogios de la crítica y los aplausos del público. “He regresado para quedarme”, dice entonces.

“Primero que nada, hay que hacer arte, estamos en la obligación de hacerlo; detener lo que hacemos sería el caos. Yo creo que el arte en Venezuela, a pesar de la circunstancia goza de buena salud. ¿Qué hemos perdido? El apoyo del Estado, que es obligatorio, necesario y que se da en el mundo entero. Por ejemplo, nosotros no pensamos que la Royal Shakespeare Company es una compañía que unos privados sostienen, lo sostiene el Estado y así ocurre en todo el mundo. Debemos apuntar no hacia lo político, sino hacia lo humano. Cuando hacemos teatro y pretendemos hacer panfleto o hacer la oposición dentro del teatro nos va muy mal, porque a nosotros lo que nos interesa es acabar con la división en este país”, agregó acerca de la situación del teatro venezolano y, en general, acerca de la crisis política del país.

Revitalizado, Luis Abreu protagoniza más tarde la obra Profundo, de José Ignacio Cabrujas. Y en 2012 se anima incluso a estrenar su ópera prima como dramaturgo: En el nombre del padre, en el nombre del hijo, que protagoniza junto a su hijo, el también actor Luis Gerónimo, bajo la dirección de Daniel Uribe, y en la que se describe el reencuentro entre un padre, un ex maquillador de televisión que ha descendido profesionalmente hasta convertirse en un maquillador de cadáveres en la funeraria familiar, y su hijo, que es galán de televisión.

La actuación, llegó a decir, era su vida. Y el teatro, mucho más que un compromiso social. “El teatro puede ser un punto de reunión (…) El actor tiene que hacer teatro, bueno, malo, no importa, lo importante es que se haga, y que sea un punto de reunión. Si el teatro y el cine logran reunir a los venezolanos, estamos haciendo una gran labor, porque necesitamos de eso”.

En cine estrenó recién la película El infierno de Gaspar Mendoza, en la que se mete en la piel de un hacendado que intenta a acabar con un niño acosado por el mal. Su último rol fue en el musical Despertar de primavera, dirigido por Luis Fernández, en la que interpretaba tres personajes que simbolizaban las sombras del poder, la corrupción moral y la paternidad mal entendida.

Amigos y colegas se despidieron de él en las redes sociales. Luis Gerónimo Abreu ha respondido las muestras de afecto en su cuenta de Twitter.

Un comentario sobre “Luis Alberto Abreu – Actor – Locutor – Director de Teatro

Deja un comentario