Silvestre de Edeta

La ciudad de Valencia vive hoy un día negro, después del fallecimiento ayer del centenario escultor valenciano Silvestre de Edeta, nacido en Llíria en 1911, y que fue el diseñador de la fuente de la Plaza de la Virgen de la capital del Turia. El Ayuntamiento de Valencia confirmaba hace unas horas la triste noticia del que fue Hijo Adoptivo de la ciudad desde 2009. De Edeta falleció a los 104 años (105 hubiera cumplido en agosto), dejando todo un legado de arte y obras de gran interés y valor tanto en nuestra tierra como fuera de ella. El entierro se ha celebrado este viernes a las 11.00 horas en la Iglesia Arciprestal de Llíria.

Silvestre de Edeta era hijo de agricultores, pero se inició en el dibujo de forma autodidacta, prosiguiendo con el aprendizaje de la escultura en el taller de lápidas y de esculturas de panteones que un tío suyo tenía. De Edeta ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes en Valencia, en San Carlos, donde obtuvo el título de profesor de dibujo. Escultor prolífico, en la ciudad de Valencia hay destacadas obras realizadas por él, entre las que figuran Santa Teresa de Chornet, en la plaza Santa Mónica o la fuente al Río Turia ubicada en la plaza de la Virgen.

El Ayuntamiento de Llíria, su ciudad natal, ha declarado tres días de luto oficial. También aquí el artista era hijo predilecto del municipio, donde tiene una calle con su nombre y un museo con una selección de su obra. Tras conocer el fallecimiento, el alcalde de Llíria, Manuel Izquierdo, ha trasladado, en nombre de la ciudad, a los familiares y amigos de Silvestre de Edeta su más sentido pésame. El primer edil  ha manifestado, en un comunicado, que “el mundo de las Bellas Artes pierde un gran referente y por ello Llíria debe estar agradecida a Silvestre de Edeta por la difusión que ha hecho de nuestra ciudad con su magnífico trabajo y la generosidad que ha tenido al donar parte de su obra al municipio”.

Además de nombrarlo Hijo Adoptivo en 2009, el Ayuntamiento de Valencia  concedió el Premio Senyera en el año 1963 a este creador, cuyos dibujos están cercanos al impresionismo francés y al primer cubismo. Su escultura, por otra parte, presenta muchas similitudes  con al arte del Renacimiento,  mientras que sus terracotas tienen influencias del arte griego. Silvestre de Edeta participó en la exposición colectiva Cien años de pintura y escultura 1909-2099, organizada por el Ayuntamiento en el Museo de la Ciudad en el año 2009, aunque ya antes, en 2001, había protagonizado una exposición individual bajo el título Esculturas y relieves en sala de exposiciones del Almudín. Descanse en paz.

Plaza Virgen

Reseña de wikipedia

Manuel Silvestre de Edeta

Manuel Silvestre Montesinos, más conocido como Manuel Silvestre de Edeta, artista escultor, nace en Llíria, Valencia el 31 de agosto de 1909 y muere en Valencia el 17 de julio de 2014 a los 104 años de edad.

 

Muchacha en jarras.Bronce, 2001. Universidad Politécnica de Valencia, España.

Vida

Del mismo modo que hicieran la mayoría de artistas del Renacimiento, la primera fase iniciática de Manuel Silvestre de Edeta fue en el taller, concretamente en el de mármoles artísticos que tenía un tío suyo. Allí, joven aún, entre duras piedras selectas, curtió sus manos y fortaleció su espíritu. Cuando el trabajo se lo permitía practicaba el dibujo en la Escuela del Gremio de Maestros Carpinteros. Años más tarde, llegada ya su mayoría de edad, empezaría sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos, en Valencia. Por aquel entonces, y hasta el año 1978 que pasó a formar parte de la Universidad Politécnica como estudios superiores, la titulación que se obtenía era la de Profesor de Dibujo, con la que veinte años después, concretamente en 1956, comenzaría una labor docente que sería, en definitiva, la que iba a dejar una huella imborrable en aquellos discípulos que tuvieron la suerte de estar bajo su tutela.

Además de nombrarlo Hijo Adoptivo en 2009, el Ayuntamiento de Valencia concedió el Premio Senyera en el año 1963 a este creador, cuyos dibujos están cercanos al impresionismo francés y al primer cubismo. Su escultura, por otra parte, presenta muchas similitudes con al arte del Renacimiento, mientras que sus terracotas tienen influencias del arte griego. Silvestre de Edeta participó en la exposición colectiva ‘Cien años de pintura y escultura 1909-2099’, organizada por el Ayuntamiento en el Museo de la Ciudad en el año 2009, aunque ya antes, en 2001, había protagonizado una exposición individual bajo el título ‘Esculturas y relieves’ en sala de exposiciones del Almudín. En octubre de 2008, a los 99 años de dad, expuso en el Atrio de los Bambús del Palau de la Música una retrospectiva de su obra y su amplia trayectoria artística bajo el título “Materia escultórica”. Su última muestra en una sala municipal fue en 2013, cuando la Asociación Arte en Red presentó ‘La Dona: homenaje a Silvestre de Edeta’, en las Atarazanas.1
Como la mayoría de los escultores, era un gran venerador del cuerpo femenino. Tenía especial predilección por la tersura, inocencia y virginidad de la mujer joven, por la figura de la madre y por las escenas cotidianas, con el campesino agricultor como protagonista. El escultor mantendría su actividad constante hasta prácticamente el día de su fallecimiento.

Obra

Plaza de la Virgen, con la Fuente del Turia en primer plano. Al fondo, en el centro, la Catedral, con la Puerta de los Apóstoles y el cimborrio. A la izquierda, un extremo de la Basílica de la Virgen de los Desamparados. En la esquina superior derecha, el Miguelete, campanario de la catedral.

Deja un comentario