Categorías
Luces

Duelo en tiempos de #Covid_19

Duelo en tiempos de Convit 19 de la Pandemia

La muerte de un ser querido es uno de los momentos mas difíciles y complejos que como seres humanos nos toca vivir y enfrentar. Es decir adiós forzosamente, sin esperanza  de un volver a vernos. Es doloroso tener que cruzar la puerta de la habitación, dejar atrás las manos aun tibias, el cuerpo de nuestro ser querido en manos desconocidas. Es inexplicable el sentir de soledad, esa soledad que no te llena compañía alguna, porque en la funeraria y en el cementerio hay mucha gente, amigos, familia, conocidos, pero nos sentimos tan solos sin nuestro ser querido, que todo queda abstraído, quedamos como en un mundo paralelo, del cual salimos por momentos, solo para saludar, dar las gracias por la «compañía», algún trámite administrativo, y en fracciones de segundos volvemos a ese estado que nos envuelve, como una especie de esfera que no permite oír, escuchar y hasta ni ver, solo en la mente y su reflejo en los cinco sentidos está presente nuestro amado ser querido.


En paralelo, todo lo demás, el seguro funerario si lo tienes, el médico que certifique la defunción, la familia dando carreras para la capilla, la funeraria, el cementerio, los permisos y trámites para poder seguir con la vida, la rutina forzada de estar sin ellos, sin nuestros seres queridos, para dar el último adiós.
Todo esto, y muchísimas cosas mas, que de seguro están pasando por sus mentes, ocurren en este sufrido momento.
Pensemos por un momento, que adicionalmente a todo este atropello de circunstancias se une la cuarentena, la pandemia, el Covid 19.
Tanto dolor reunido en un solo momento, en una sola habitación, en un solo cuerpo, en una sola mente, adicionado a lo ya trágico, la tragedia de las medidas de aislamiento, a lo tan frió de la medida, de la limitante de estar compartiendo el rutinario pero  necesario abrazo que recibimos y estamos necesitados dar, para recibir a quienes nos vienen a acompañar en tan duro momento.  


Solo imaginen la soledad adicionada a la ya existente,  a esa distancia del afecto, esa distancia de la lágrima, esa distancia de apretar fuerte a quien te saluda, que hasta en muchos casos no conoces y solo viene con alguien y por cortesía te saluda y abraza, y por aquellas casualidades de la vida, te dice unas palabras que te hacen reventar en llanto. Nos dejan como en una especie de sala de despedida de un aeropuerto, donde hay una pared de vidrio, donde no solo podemos vernos sin tocarnos. Pero en esta pandemia, es peor aún, porque en esa sala de despedida estamos solos, sin nadie a quien ver, sin nadie a quien despedir,, sin nadie a quien expresar ese inmenso cúmulo de cosas que tenemos guardadas para esos momentos, sin nadie que nos acompañe, y que de forma forzada salen, se nos escapan, pero sin poder escaparse, sin poder salir, sin poder compartir.


Así las emociones se nos quedan dentro, se nos acumulan, se se nos pausan, lo que hacen es aumentar ese nivel de embotamiento y abstracción del que les hablaba antes.
Que difícil, duro y complejo es el despedir a un ser querido en medio de la pandemia, que rudo es no poder mirar a la cara a nuestros seres queridos que siguen en vida y que sin cruzar palabras nos dicen todo al vernos, al abrazarnos, al besarnos, al tomarnos de la mano. Que  dificil es no tenerlos aquí, en una especie de doble partida, de doble duelo
Que difícil es no poder decirle adiós a nuestro ser querido, con una pandemia a cuesta, que difícil es ya estar en duelo, tener que enfrentar la muerte de un ser querido, 


Solo nos queda involucrarnos mas aun con nuestra familia y amigos, ser mas empáticos, fortalecer esa red de apoyo y acompañamiento virtual, de llamadas y abrazos a la distancia, estar mas cerca estando lejos.
Nos ha tocado muy duro, pero podemos superarlo, vamos a superarlo. Eso sí, al salir de todo esto, la lección de vida no la debemos olvidar, el amor se expresa, es la única forma que el otro lo sepa y que quede ese recuerdo bonito cuando ya no están..
Se les estima y quiere.


El Equipo de EnPazDescansen.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.