Rafael Caldera

Rafael Antonio Caldera Rodríguez, OL, OAB (n. San Felipe, Estado Yaracuy, Venezuela; 24 de enero de 1916 – † Caracas, Venezuela; 24 de diciembre de 2009) fue un abogado, sociólogo, escritor, profesor, orador, político, diplomático y estadista venezolano, que fue uno de los principales líderes del «Proceso de Consolidación Democrática» de Venezuela, así como una de los más prominentes personalidades del ulterior período democrático. Firmante y principal impulsor del Pacto de Punto Fijo y candidato a la Presidencia de Venezuela en 6 ocasiones, triunfando en dos de ellas.
Fue el fundador de UNE, COPEI (Comité de Organización Política Electoral Independiente) y Convergencia, ejerciendo como el máximo líder dentro de los tres partidos, siendo una de las más notoria figuras políticas de la Historia Contemporánea de Venezuela.
Ejerció como Presidente de la República de Venezuela, en dos ocasiones, la primera para el período 1969-1974, y la segunda entre 1994 y 1999. Fue además Senador Vitalicio de la República entre 1974 y 1994, ejerciendo nuevamente dicho título en 1999, no pudiendo mantenerlo, debido a su abolición con la Constitución de Venezuela de 1999. En tal capacidad presidió la Comisión Bicameral que modernizó la legislación laboral a través de la nueva Ley Orgánica del Trabajo y, por otra parte, presidió la Comisión Legislativa para la Reforma de la Constitución de 1961, cuyo paciente y amplio esfuerzo no llegó a materializarse por causa de la indecisión parlamentaria en 1993.
Consagrado intelectual y máximo representante e introductor del «socialcristianismo» en Latinoamérica,2 Caldera desarrolló una extraordinaria labor diplomática, periodística y docente, llegando a publicar decenas de libros y escribir numerosos artículos y ensayos, destacándo títulos como Metas de Venezuela, Habla el Presidente, La Solidaridad Pluralista de América Latina, Parlamento Mundial: una voz latinoamericana, Mi compromiso solidario, entre otros, y más de 60 opúsculos o folletos sobre variados temas expuestos en diferentes escenarios nacionales e internacionales. Además, también fue Fiscal General de la República entre 1945 y 1946, dos veces Diputado en el Congreso de Venezuela, Presidente de la Cámara de Diputados de Venezuela y Vicepresidente del Congreso de la República de Venezuela.
Ostentó la Orden Francisco de Miranda, la Orden del Libertador, la Orden Andrés Bello y fue Miembro Correspondiente de la Real Academia Española de la Lengua y Honorario de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Madrid. Igualmente fue ganador del «Premio Andrés Bello» instituido por la «Academia Venezolana de la Lengua» y obtuvo numerosos Doctorados Honoris Causa a lo largo de su vida, siendo una de las personalidades más reconocidas de Venezuela durante el siglo XX.

Deja un comentario